Compartir en
Claves para trabajar la rabia en el proceso de Duelo.

La rabia es un estado emocional que varía en intensidad y cualidad desde la leve molestia, hacia la irritación y el enfado, llegando hasta la cólera y la furia. Esta emoción modifica nuestro organismo movilizando nuestros recursos según la situación ante la que debamos responder. Instintivamente, la rabia se da ante estímulos que el organismo interpreta como amenazas para su supervivencia psíquica o física, o para salvar obstáculos que dificultan la satisfacción de una necesidad.

La rabia en el proceso del duelo surge como reacción a la pérdida del ser amado. Esta emoción, es un mecanismo instintivo que ha ayudado al ser humano a reaccionar ante lo que el cerebro interpreta como una amenaza. Por tanto, ¿qué hay más impactante que perder a alguien significativo?

Es importante aprender a gestionar positivamente esta emoción, de lo contrario puede llevarnos hacia conductas tan peligrosas como, por ejemplo: la bebida, el juego o cualquier otro comportamiento que permita ‘olvidar’ el dolor por la pérdida.

Por ello, a la hora de tratar este tipo de realidades debemos tener claro que el acompañamiento psicoterapéutico es la única vía para recuperar el control de nuestra vida y permitirnos avanzar de nuevo. Así, algunas de las estrategias que suelen seguirse son las siguientes:

  • Identificar las razones que producen esta emoción.
  • Identificar pensamientos limitantes e irracionales que están generando la rabia.
  • Hacer una catarsis, con el respectivo acompañamiento psicoterapéutico.
  • Canalizar positivamente las emociones negativas que van surgiendo en el proceso del duelo.
  • Buscar estrategias de afrontamiento positivas para canalizar la rabia, tales como hacer ejercicio, meditar, mindfulness, entre otras.
  • Buscar redes de apoyo.

Dra. Nancy Brito Cárdenas.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en procesos de Duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155