Compartir en
¡Aceptar, soltar o cambiar!!

En el transcurso de la vida, pasamos por muchos sucesos, algunos alegres, otros tristes y otros dolorosos, sin embargo, es importante primero comprender y luego aprender a gestionar nuestras emociones mientras transitamos por dichos procesos.

Las cosas se aceptan, se dejan o se cambian. El resistirnos al cambio aumenta nuestra obstinación, y solo empeora más las cosas.

En la actualidad dentro del campo de la psicología todos hablan de la importancia de aprender a dejar ir, de hacer cambios y cerrar etapas. Algo que en apariencia resulta fácil y complicado esconde una realidad que no podemos pasar por alto. Hay aspectos de nuestras vidas que no se pueden cambiar, ni tampoco podemos «arrancarnos de raíz» de ciertos espacios, de ciertas realidades donde no todo es blanco o negro.

La clave está en aprender a vivir en el presente, esperar a que las cosas cambien, o a que otros actúen como nosotros es perder el tiempo. Al tomar plena conciencia de cómo son las cosas, de que nuestro ser querido ya no va a regresar o de que hay ciertas personas que no van a cambiar su forma de ser o comportamiento, automáticamente empezamos a aceptarlas tal y como son.

Aprender a soltar nos libera, nos sana, nos deja espacio para que el amor siga fluyendo. Y a su vez facilitamos el proceso para que la otra persona siga su camino, el que haya decidido, el que necesite seguir. Esta es la más honesta prueba de amor que podemos hacernos a nosotros mismos y a las demás personas.

Nos amamos cuando nos damos la oportunidad para comenzar de nuevo a pesar de los años, a pesar de los daños y nos prestamos a seguir receptivos ante la posibilidad de experimentar nuevas vivencias, sin que existan bloqueos internos que nos atormenten, nos boicoteen, nos paralicen o destruyan.

Dra. Nancy Brito Cárdenas.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en procesos de Duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155