Compartir en
Ansiedad anticipatoria en el proceso del duelo.

La ansiedad anticipatoria es ese mecanismo por el cual, la mente intenta predecir el futuro y crea una proyección negativa ante un hecho que aún no ha ocurrido. Por consiguiente, se genera una predicción catastrófica en base a los sucesos vividos con la pérdida.

Las razones por las que caemos presos de la ansiedad anticipatoria, básicamente son dos: El ser humano necesita casi por instinto, tenerlo todo bajo control y la segunda, es nuestro miedo absoluto a la incertidumbre de vivir sin esa persona amada; no toleramos, no manejamos bien, nos agobia y nos frustra más de lo que pensamos.

La clave para no vivir con ansiedad anticipatoria y ganar en bienestar implica reflexionar en estos aspectos: La emoción sentida no tiene por qué definir nuestra conducta, hay que tomar control sobre nuestros pensamientos y finalmente, necesitamos romper patrones negativos.

Para concluir, todos podemos sufrir en algún momento ansiedad anticipatoria. Muchos de los contextos en los que residimos habitualmente pueden dar pie a que el miedo nos acabe atrapando. Caer en estos estados no nos hace más débiles, en realidad nos da una oportunidad para convertirnos en personas más fuertes. En mentes que aprenden a aplicar nuevos recursos y mejores competencias para sobrevivir con eficacia y felicidad.

Dra. Nancy Brito Cárdenas.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en procesos de Duelo.

 

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155