Compartir en
Necesitamos personas “Medicina” que nos conduzcan hacia la resolución saludable del duelo.

Cuando atravesamos por el dolor de haber perdido a un ser querido y transitamos por el obscuro callejón de una pérdida, es necesario rodearnos de personas “Medicina “que nos ayuden a volver a recuperar el gusto por la vida.

Las personas “Medicina” son personas que no nos juzgan, que son capaces de empatizar con nuestro dolor. Nos observan tal cual somos sin estereotipos de ninguna clase, no desean cambiarnos, no nos condicionan y respetan nuestra historia, con todos sus capítulos y subcapítulos.

Son coherentes con lo que hacen, piensan, sienten, y dicen. Son personas comprometidas que crean conciencia a través de sus actos, son personas congruentes. La prudencia y el respeto son dos características que los hace únicos, pues conocen el valor de los espacios y de los silencios que no incomodan. Son personas atentas y amables. Destacan por su valor humano.

Las personas “Medicina” son positivas, siempre sacan provecho de las adversidades, aún en la más negra noche tienen la capacidad de poder ver las estrellas. Su compañía es un regalo y deseas volver a encontrarte con ellas.

Son protectoras y contagian emociones saludables, pues a la hora de superar nuestras pérdidas, su compañía hace que las mismas sean más llevaderas.

En el Cementerio Patrimonial de Cuenca, contamos con grupos de apoyo que nos brindan su apoyo incondicional para superar la muerte de nuestros seres queridos. Permítase rodearse de este tipo de personas para llegar a la resolución saludable del duelo.

Dra. Nancy Brito Cárdenas.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en procesos de duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155