Compartir en
Signos de alerta que evidencian una recaída en el proceso del duelo.

La recaída en el duelo ocurre con más frecuencia de lo que podamos pensar y hay que aprender a verlo como un retroceso. Dar dos pasos hacia atrás puede ser a veces la estrategia más idónea para tomar impulso. Es muy importante tener en cuenta que el proceso del duelo no es lineal, y que es completamente normal el retroceso y la recaída.

Los retrocesos pueden tener muchos rostros, es necesario que estemos atentos a las formas en que suelen materializarse; estar prevenidos nos permitirá reaccionar un poco más rápido. A continuación, se detallan algunos indicios:

  • Mal humor.
  • Llanto frecuente e inesperado.
  • Falta de interés por actividades cotidianas
  • Desánimo
  • Mal humor
  • Pérdida de energía
  • Cansancio
  • Ocuparnos en varias cosas a la vez y no terminar ninguna para no pensar.
  • Abuso de ciertas sustancias como alcohol y otras sustancias.
  • La necesidad constante por hacer cambios. Hay quien es incapaz de mantener un mismo puesto de trabajo dos meses seguidos. Se cambian las amistades, las aficiones y hasta los intereses.
  • Hay pacientes con claros síntomas de no haber superado el periodo de duelo y evidencian épocas de euforia y épocas de aislamiento y gran apatía. Oscilan entre la necesidad de estar rodeados de gente con otros donde buscan la soledad y el recogimiento personal.

Si usted ha identificado tres o más indicios de los anteriormente mencionados, póngase a trabajar nuevamente en su proceso, busque nuevas estrategias de afrontamiento positivas y considere también la opción de buscar ayuda profesional. En el Cementerio Patrimonial de Cuenca, contamos con un departamento de apoyo psicoterapéutico con personal especializado en este tipo de procesos, permítanos ayudarle para que pueda llegar a la resolución saludable del duelo.

Dra. Nancy Brito Cárdenas.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en procesos de duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155