Compartir en
La sanación emocional como base del crecimiento personal.

Cuando atravesamos experiencias cumbre que nos provocan crisis emocionales en nuestras vidas, necesitamos hacer un alto y observar las emociones a medida que ellas van haciendo su aparición para poder procesarlas correctamente.

Este proceso debería ser un acto natural y fluido y ser parte de nosotros tal como el proceso de la digestión, y conseguir que cada experiencia de vida, pueda servirnos de combustible para el crecimiento personal.

Si permitimos que la rabia, la culpa, la desesperación, la ansiedad, la desesperación, la tristeza o la depresión se queden estancadas, enfermaremos. Nuestra misión será darles salida a los efectos de lo que no nos hace alcanzar la felicidad. Todas nuestras emociones deben procesarse de forma saludable para darnos la posibilidad de crecer en madurez y responsabilidad.

El adiestramiento en inteligencia emocional es un recurso necesario para manejar las situaciones complicadas que se presentan a lo largo de la vida, y aunque no se trata de un proceso sencillo, no es algo que podamos conseguir en dos días o un mes, debe convertirse en un hábito para generar una buena salud mental.  Aplicar con efectividad estas estrategias implica a menudo hacer un cambio de conciencia, generar un cambio total que transforme nuestras vidas. Porque cuando uno entiende y pone las emociones a su favor, todo cambia.     

Dra. Nancy Brito C.

Psicoterapeuta Gestalt

Experta en procesos de Duelo.

 

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155