Compartir en
Lo que resistes, persiste... ¡Lo que aceptas, te transforma!!!

El dolor que produce la pérdida de un ser querido es indescriptible, nos duele el alma, nos duele el corazón, nos duele la vida misma. Es difícil aceptar que debemos continuar nuestra vida sin la persona amada. El dolor y el vacío nos vuelve inflexibles, y empezamos una encarnecida batalla sin tregua y sin cuartel tratando de cambiar la nueva realidad.

Sabemos muy bien que el proceso del duelo transita por varias etapas, y que la resolución saludable del mismo se da cuando llegamos a la etapa de la aceptación e interiorizamos la pérdida. Sin embargo, para llegar a este momento es necesario soltar…

Cerrar ese ciclo de nuestra vida en el cual existe aún el dolor desgarrador de la pérdida, requiere tiempo. El duelo debe vivirse, llorarse, asumirse y más tarde, aceptar lo ocurrido hasta lograr llegar a la aceptación. Una vez cauterizada la herida y cuando nos encontremos libres de cargas al haber podido soltar, nos sentiremos más ligeros para dejar ir con la máxima plenitud.

Por ende, aceptación, e interiorización son dos condiciones claves para salir del círculo vicioso del dolor y asumir de forma positiva, serena y liberadora nuestros errores, nuestras culpas y equivocaciones.

Aprender a soltar nos libera, nos deja espacio para que el amor siga fluyendo. Y a su vez facilitamos el proceso para que la otra persona siga su camino. Esta es la más honesta prueba de amor que podemos hacernos a nosotros mismos y a las personas que ya no estarán más, con nosotros.

La esencia de todo lo hermoso que experimentamos es la propia libertad, si somos capaces de dejar de apretar para aprender a soltar, estaremos confluyendo por el camino de la felicidad y del amor. Sólo entonces, podremos decir que hemos sido transformados, y que la muerte nos ha permitido resignificar nuestra vida y de todos aquellos que se marcharon.

En conclusión: ¡Soltar y dejar ir… es la mejor prueba de amor que podemos regalar  a nuestros seres queridos!!

Dra. Nancy Brito C.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en procesos de duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155