Compartir en
El autosabotaje en el duelo.

El autosabotaje es muy común en un proceso de pérdidas, más aún si se trata del fallecimiento de un ser querido, metafóricamente hablando es como un monstruo que acaba con la integridad personal y con todo el potencial humano. Es aquella vocecita en “Off” que nos censura y nos convence de que somos incapaces de salir adelante y retomar el sentido de nuestra existencia.

Si pudiéramos poner un altavoz a los pensamientos descubriríamos pensamientos limitantes, censuras, autoevaluaciones negativas y autocríticas. Es como si en algún momento del día, fuésemos nuestros peores enemigos.

El autosabotaje es algo muy común en el duelo, sobre todo porque aparecen los pensamientos de reproche, culpa y desesperanza. El problema se vuelve más grave cuando le damos demasiado valor a estos pensamientos, nadie merece una existencia donde uno mismo se alza como su peor enemigo; y el que esto sea así se debe básicamente a esa baja autoestima descuidada y largamente olvidada, que recrudece cada vez que se gatilla un historial de pérdidas.

La falta de autoestima y el autosabotaje están íntimamente relacionados, por lo que es necesario impulsar desde la infancia una autoestima saludable para conformar una personalidad resistente y con mejores estrategias de afrontamiento.

Por el contrario, si ya desde nuestros primeros años pesan en exceso los miedos, la inseguridad o el temor a no estar a la altura de las expectativas de los otros, no resultará nada fácil cambiar nuestros enfoques de un día para otro. Se requiere, sin duda, de un trabajo más profundo. En tal virtud, es muy recomendable iniciar un proceso psicoterapéutico con un profesional en el área para que pueda ayudarnos a resolver todos aquellos asuntos inconclusos que el fallecimiento de un ser querido sacó a la luz.

Por lo tanto, es necesario integrar los errores, los traumas, las decepciones, los aciertos y desaciertos y que aprendamos a ser compasivos con nosotros mismos para tolerar nuestras equivocaciones, pero ser lo bastante exigentes como para superarnos cada día y llegar a la resolución saludable del duelo. Tal trabajo requiere tiempo y constancia, un compromiso firme que practicar a diario sin descanso y sin rendiciones. Tengámoslo siempre en cuenta.

Dra. Nancy Brito Cárdenas.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en procesos de duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155