Compartir en
El dolor como camino hacia la transformación.

Cuando te falta comida, aprendes a valorar el pan que comes cada día…

Cuando superas una enfermedad, comienzas a vivir más intensamente…

Cuando pierdes  a un ser querido, sientes que tu corazón está destruido hasta que comienzas a entender el verdadero significado de la muerte y el dolor se  transforma en esperanza…

El vacío que deja un ser querido, nos enseña a valorar a aquellas personas que se han quedado a nuestro lado…

El dolor transforma el corazón…

Cuando te falta algo, aprendes a valorar lo que tienes… Si escoges el camino más difícil, aprendes a hacerte más fuerte.

Cuando has caído, adquieres destreza para levantarte…

Cuando has estado cerca de la muerte, aprendes a valorar más la vida.  

El dolor, no deforma….transforma…

Necesitamos aprender a mirar el dolor como una piedra en el camino, no como un puerto donde anclar...

Las personas que han pasado por crisis fuertes, han crecido en la adversidad…Tal como la oruga, que para convertirse en una hermosa mariposa, debe antes pasar por la fase de crisálida. En la vida todo fluye… nada es permanente.

El dolor sirve para enseñarnos a aceptar los cambios, para que la vida siga fluyendo con nuevas etapas y nuevas experiencias.

El dolor, nos enseña que es hora de empezar otro ciclo en nuestras vidas. Todo comienza en nosotros, por lo tanto, necesitamos soltar y dejar ir…Entender que la vida es un regalo y que podemos hacer de ella un viaje inolvidable es posible gracias al esfuerzo diario, mezclado con una buena dosis de actitud positiva y decisión.

Dra. Nancy Brito C.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en procesos de duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155