Compartir en
Escritura terapéutica en duelo

Cuando perdemos a un ser querido pasamos por días de interminable tristeza y soledad, muchas veces no deseamos hablar con nadie y si fuera por nosotros quisiéramos bajarnos del planeta y dejar la vida en pausa.

En esos días de amarga desolación, hay intermitencias de angustia y ansiedad que nos llevan a un hoyo de  profunda obscuridad. Cuando estamos en este estado, es importante saber que existen ciertas estrategias para ayudarnos a salir adelante, como por ejemplo la “escritura terapéutica” que nos asiste para  enfrentarnos a estos sentimientos dañinos que a más de dolorosos no nos sirven para nada.

La escritura terapéutica tiene como finalidad dar rienda suelta a nuestras emociones y nos permiten expresarnos sin temor, y lo más importante, nos ayuda a hacer una catarsis emocional procurándonos un alivio integral de mente, cuerpo, alma y espíritu.

Para empezar, lo único que necesitamos es papel y lápiz, luego buscar un lugar tranquilo donde podamos sentirnos seguros y cómodos, algo de música suave que armonice el ambiente y si desea, velas aromáticas o ambientadores.

Ejercicios de escritura académica

  1. Hacer un diario de las cosas positivas. Este ejercicio es muy sanador, se debe escribir únicamente las vivencias alegres, que han formado parte de la experiencia de vida. La clave de este ejercicio es escribir solamente lo positivo. Por lo tanto, póngase el reto cada mañana de tomar en cuenta solo lo positivo de lo que le sucede para que pueda plasmarlo en su diario.
  2. Reordene sus pensamientos: Póngase como meta escribir durante media hora cada día, todo aquello que pase por su cabeza. Da igual si las frases tienen sentido o no. Lo importante es desahogarse emocionalmente. Aunque parezca una locura, le servirá para poner en orden tus ideas y para saber cuáles son sus sentimientos más íntimos. Es una buena forma de autoconocimiento y de  ahondar en su propia psique.
  3. Desahóguese: Si algo le molesta, escríbalo y si puede dirigirla al motivo de su descontento mejor. Exprese todo lo que piensa, su dolor, sus miedos su rabia. El alivio será inmediato. Terapéuticamente, es recomendable quemar ese escrito como parte de un ritual sanador.

Anímese, sólo usted puede hacer algo por usted mismo. Únicamente necesita decisión y voluntad.!!!

 

Dra. Nancy Brito C.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en procesos de duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155