Compartir en
Recomendaciones prácticas para ayudar a un adulto mayor a sobrellevar la pérdida del cónyuge

Los adultos mayores en la última etapa de su vida enfrentan una gran variedad de pérdidas como por ejemplo: la etapa laboral que llegó a su fin, el matrimonio de los hijos o la muerte de su cónyuge o de algún ser querido. Cuando esto sucede, generalmente  los familiares más cercanos no saben qué hacer ni cómo ayudarles a recuperar el equilibrio emocional, físico y porque no decirlo hasta espiritual.

Cuando fallece el cónyuge de un adulto mayor, esta pérdida es muy difícil de sobrellevar ya que toda su vida cambia drásticamente y no se sabe cómo empezar de nuevo sin su compañero(a) de toda la vida. Aunque nada impida el dolor que siente un adulto mayor ante la pérdida de su cónyuge, siempre puede haber algunas maneras para trabajar el dolor que ellos sienten, lo importante es poder hacer empatía con ellos y brindarles el acompañamiento requerido para estos casos.

A continuación les brindamos algunas recomendaciones para reaccionar proactivamente en estos casos:

  • Contención emocional: Es necesario propiciar el ambiente necesario para sostener las emociones del adulto mayor en duelo a través de la expresión positiva de los sentimientos que lo agobian. Lo importante es que ellos sientan apoyo, amor y comprensión.
  • Ayuda práctica: Uno de los retos más grandes para el adulto mayor que ha perdido a su esposo/a es asumir las tareas cotidianas de la casa, pues le resultan tediosas y difíciles de realizar. En estos casos es recomendable ayudarles espontáneamente, ellos se sentirán profundamente agradecidos.
  • Actividad física: Es importante generar momentos de actividad física que no solo contribuirán a mejorar su estado de salud, sino que evitarán que su duelo desencadene en un proceso de depresión. Si por alguna razón no pudiese hacer ejercicio, estimúlele para que realice alguna actividad manual, o musical o de pintura, u otras, esto ayudará a disminuir la tensión y le mantendrá ocupado.
  • Brindarles acompañamiento: En el caso de las personas de edad avanzada que han perdido a su pareja, ellos se ven inmersos en un terrible sentimiento de soledad, producida por el tiempo dedicado a la persona enferma o por las propias limitaciones físicas. Entonces, se debe tener presente  en estos casos que el sentirse acompañado favorecerá el proceso de recuperación.
  • Buscar centros de recreación: Asistir a grupos donde pueda encontrar gente de su edad con sus mismos intereses le ayudará a disipar su tensión y ansiedad; pero nunca le presione, pues ante todo debemos respetar sus necesidades.
  • Asistencia a terapia grupal: El compartir con otros dolientes que han pasado por estas mismas experiencias, se convierte en el espacio ideal para expresar sus emociones, pensamientos y temores sin miedo a ser juzgado.
  • Mostrar comprensión y empatía: Bajo ninguna circunstancia se debe subestimar las reacciones del adulto mayor que está en duelo, al contrario debemos entender su situación y demostrarles cariño.
  • Buscar ayuda profesional: Si luego de poner en práctica todas estas recomendaciones, usted se da cuenta de que el adulto mayor no está elaborando el duelo de forma saludable, es importante que busquen ayuda profesional.

El personal de psicología del Cementerio Patrimonial de Cuenca, está para apoyarle en estas circunstancias, no dude en contactarnos, estaremos prestos para ayudarle en estos momentos de dolor.

Dra. Nancy Brito C.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en el manejo de procesos de duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155