Compartir en
¿Cómo cuidar de mi salud mental mientras estoy en un proceso de duelo?

Nuestros pensamientos condicionan en gran medida el estado de salud mental en un proceso de duelo. Pensar, es como respirar y la práctica de ciertos hábitos de pensamiento origina nuestra realidad.

Las interpretaciones que nosotros hagamos de la realidad circundante en el duelo, nos convertirán en personas estables o inestables emocionalmente, lo que pensamos de nuestras vivencias y de nosotros mismos es lo que generan los problemas de ansiedad o depresión. Las creencias que tengamos a cerca de lo que nos está sucediendo determinarán nuestra salud mental.

Al estar sumergidos en un proceso de duelo, nos invaden pensamientos irracionales que no corresponden con la realidad del momento o la situación, estas ideas que sobrevienen a la mente  distorsionan la realidad, llenándonos  de culpa y resentimiento  con nosotros mismos y con los demás. Esto ocurre porque la ausencia de un ser querido provoca reacciones en terrenos desconocidos o en los cuales tenemos poco control. La mente nos dice que necesitamos aceptar la pérdida; sin embargo el corazón se resiste a bajar la guardia como si se tratase de una especie de rebeldía psicológica que impide llegar a la resolución saludable del duelo.

Para que usted pueda cuidar de su salud mental mientras está en un proceso de duelo, es importante tener en cuenta que:

  • Lo que ocurra cada día en su vida va a depender de su actitud.
  • Tomar el control de su vida, es un acto que requiere determinación, valentía y honestidad.
  • El tiempo, debe convertirse en su mejor aliado ya que las heridas del alma son más dolorosas que las heridas del cuerpo y duran mucho más.
  • Es importante aceptar las diferencias individuales en el proceso de gestionar las pérdidas.
  • Darse la oportunidad de sentir las vivencias y hacer que los sentimientos nos inunden para poder seguir.
  • Aprender a llorar y a dejar fluir sus lágrimas, es saludable para su salud ya que ellas son necesarias y no deben quedarse dentro suyo.
  • Necesita regalarse momentos de recogimiento, soledad y silencio son las auténticas vitaminas para el alma.
  • Evitar aquellos pensamientos distorsionados o disfuncionales que lo sumergen en un mar de tristeza infinita.
  • Es necesario hacer pausas en su vida, dedicar tiempo para usted, es prioritario. Al fin y al cabo la naturaleza también se toma sus tiempos, también las nubes se quedan quietas y los mares se toman instantes de calma! Animo… usted puede volver a ser feliz.
  • Finalmente, si le resulta difícil seguir estas recomendaciones, tal vez sea tiempo de buscar ayuda psicológica con profesionales expertos en duelo.

 

Dra. Nancy Brito C.

Psicoterapeuta Gestalt.

Experta en el manejo del duelo.

  • Dir: Octavio Díaz y Vicente Rocafuerte
  • 2869-014
  • Línea Directa:
    155